“El formato hackapp solo da resultado si los desafíos están planteados en función de las necesidades sociales, locales y reales de un lugar”

def
El hackathon es definido usualmente como un encuentro colaborativo de programadores-de 1 a 7 días de duración aproximada- orientado al desarrollo de software libre, capaz de dar una solución tecnológica a un reto social o educativo planteado.

Más allá de las alteraciones en la praxis (encuentros competitivos para el desarrollo de software de código cerrado, con fines comerciales), desde apps4citizens nos hemos propuesto rehacer la definición de este proceso, al cual denominamos hackapp, enfocado en el desarrollo de aplicaciones para la participación ciudadana y el compromiso social.

El camino recorrido ha implicado un año de reflexión en torno a las aplicaciones (appteca) y su procedimiento de desarrollo (wikapp); la propia organización del hackapp Bcn 2015 ; y, por último, un estudio minucioso (estilo de convocatoria, metodología, tipo de código) de los 21 hackathones realizados durante el año 2015 para brindar respuestas a la “crisis de los refugiados”, que ha derivado en el workshop de deconstrucción del modelo actual de hackathon realizado en el Ouishare Fest Bcn 2015.

  • Comunidad. Detrás de un reto social siempre hay diversos agentes, con necesidades y demandas. La identificación del colectivo afectado, y su involucramiento en el proceso de desarrollo de tecnología se hace fundamental de cara a la elaboración de una wishlist de problemas pasibles de ser abordados desde las TIC.
  • Investigación. A partir de la recopilación y evaluación de experiencias en la appteca y la reflexión sobre las mismas en el wikapp, tenemos la base de conocimiento sobre la tecnología ya desarrollada y cómo ha sido su puesta en práctica. Esta aproximación es fundamental para evitar la duplicación, es decir el desarrollo de soluciones existentes.
  • Reto. Superada la etapa de la investigación e identificación de problemas, concretamos el reto social que debemos atender. El hecho de que la comunidad participe en la conceptualización es clave para que la solución tecnológica se adecue a sus demandas.
  • Desarrollo: Recogidos los testimonios, se inicia la fase más técnica de la propuesta. Una jornada, delimitada temporalmente, donde se llama a participantes a buscar soluciones al reto planteado. Se prioriza un enfoque multidisciplinario con una convocatoria abierta: desarrolladores, diseñadores, sociólogos, miembros de organizaciones sociales o de la comunidad, con interés en el tema, entre otros. La mentorización de los afectados, y de expertos en informática, sí es condición necesaria. Esta es la parte más visual e intensiva de la propuesta, no así la más importante que creemos que tiene que ver con el trabajo previo y posterior.
  • Reconocimiento: En caso de haber varios equipos se procede al reconocimiento de la mejor solución en el festivalapp.
  • Evaluación: La dinámica de las transformaciones sociales hace necesario que los ganadores continúen el proceso de desarrollo de la tecnología, de nuevo, vinculados a la comunidad, la más indicada a la hora de valorar los defectos y virtudes de esta tecnología. A partir de la evaluación, podemos determinar las demandas de rediseño o de nuevos requerimientos, para futuras actualizaciones.